domingo, 24 de mayo de 2015

MANUAL DE USO - ESTRELLA POP-ROCK


Cuando no está de gira, uno de los rockeros más admirados de todos los tiempos, y al que la mayoría conoce como Mick Jagger, trabaja como administrativo en una empresa armenia de calzado. La cajera del super que frecuenta describe a un individuo de aspecto gris y apagado, con calva y barriga prominente, muy diferente de la estrella mediática que todos hemos visto. Su vida en esos periodos es extremadamente rutinaria, limitándose al trabajo diario en la oficina y a una partida de ajedrez en el bar de al lado los domingos. Al parecer, el hombre tiene un hijo adolescente, un chaval para quien la trilogía del Hobbit dura menos que una charla con su padre. Si supiera que es Mick Jagger, y no ese pobre diablo que siempre viste igual, mira igual y al que todo le da igual, seguro que le saludaría al cruzárselo por la calle cuando sale de fiesta con los amigos. Pero nunca lo sabrá. Mientras no está actuando, Jagger tiene contratado un doble para todo lo concerniente a esa vida social que tanto aborrece.
Bueno, si a pesar de lo gorda que es la moraleja de esta historia insistes en tu sueño de querer ser una reina del pop-rock o similar, ahí van unos consejos que podrían serte útiles.

Before Star
  • Seas hombre o mujer, no te fíes de un mánager que te mira más de cinco veces el culo en su despacho (salvo que se trate también de tu pareja).
  • Todavía no eres famosa, pero comienza a revisar los móviles de tus amigos en busca de fotos comprometidas. No se trata de que ahora desconfíes de ellos, sino de reconocer que siempre lo has hecho.
  • Intenta no darle conversación al vecino rarito porque hay muchos puntos de que se convierta en acosador. Si el tema sale en tantas pelis será por algo.
After Star
  • Intenta cometer alguna infracción leve. Un pequeño altercado con algún fotógrafo iría muy bien. Estamos hablando, claro está, de un momento en el que ya tengas cierta popularidad. La cosa no funciona si eres un don nadie y le atizas al que hace fotos en la boda de tu prima.
  • Reparemos ahora en la diferencia entre un artista y una estrella. Aparentemente no hay ninguna, salvo que esta última es varios grados más impertinente y déspota. Más allá de reconocerle cierta utilidad cuando se va bolinga, hay a quien la música le importa tres pimientos. A este tipo de gente le costará recordar el nombre de un artista que se haya comportado siempre con discreción y cortesía. Méate sobre ellos en plena actuación y les hablarán de ti a sus nietos.
  • Generalmente, cuando nace una estrella se produce una disrupción entre pasado y presente. Lo que fuiste se convierte en enemigo de lo que quieres ser, sobre todo si corren vídeos tuyos versionando temas de Xuxa. Tienes dos opciones:
    • Solicita de Google el derecho al olvido, que consiste en borrar todo tu rastro de datos con la escobilla del baño.
    • El plan B, y que hasta la fecha nadie ha realizado con éxito, pasa por reventar los servidores que esta empresa tiene en el Ártico. Mándame un privado y te avanzo presupuesto.
Habrás observado que aquí no se revela ningún truco para alcanzar la fama mundial, ese estado de gracia que tantos anhelan. Te paso un diagrama aclaratorio:
RED --> blogosfera --> zona periférica --> suburbios digitales --> este blog

No hay comentarios:

Publicar un comentario